Apr 27, 2015
Fotografía de familia de parte de los asistentes a las jornadas en la escalinata de acceso al Museo Guggenheim Bilbao

300 emprendedores asistieron ayer en el foro Innova Bilbao 2015 a las ponencias sobre oportunidades de negocio en internet

KOLDO DOMÍNGUEZ
Su mera presencia ayer en el Museo Guggenheim denotaba que, al menos ellos, tienen claro que la innovación es la clave que debe guiar cualquier negocio o empresa. Siempre ha sido así, pero hoy más que nunca. En pleno siglo XXI, con una economía globalizada y competidores a la vuelta de la esquina y sobre todo de un clic de ratón, la necesidad de abrir nuevos caminos y de mejorar el producto que cada uno ofrece a la sociedad se ha convertido en una “actitud indispensable” para cualquier actividad.

La tercera edición del Innova Bilbao, organizado por EL CORREO en colaboración con la Diputación de Bizkaia, el Ayuntamiento de Bilbao y Euskaltel, reunió ayer a 300 emprendedores procedentes de múltiples campos y sectores, pero que compartían una misma certeza: “es necesario innovar”. Da igual ser propietario de una pequeña tienda de electrónica, que un joven creador de una aplicación móvil o el director de una gran empresa con más de cien años de vida: los ingredientes cambiarán, pero la receta será siempre la misma: “innovar o morir”.

manel-fuentes-encargado-abrir
Para saber cómo hacerlo, cómo atreverse a abandonar la “zona de confort en la que vivimos” y tener la valentía de cambiar para seguir creciendo” asistieron a las diferentes ponencias programadas durante la primera jornada de este foro. Sobre el escenario expusieron sus ideas directivos de grandes empresas, políticos, expertos en comunicación y creadores de negocios en la Red. “Innovar es una actitud, una manera de pensar que nos lleva a no acomodarnos a una situación. Es un asunto de mentalidad, una estrategia de creatividad permanente”, aseguró en el arranque de la jornada Iñigo Barrenechea, director general de EL CORREO. “Pero esta estrategia no sólo es obligatoria para las empresas que empiezan. También se extiende a las empresas veteranas, a las centenarias. Porque innovación y tradición no son conceptos incompatibles, sino todo lo contrario”, subrayó.
Imanol Pradales es el encargado de dirigir la promoción económica y por tanto de impulsar la innovación desde la Diputación de Bizkaia. Voz autorizada para señalar que es “un ingrediente absolutamente necesario para la competitividad de las empresas y de las instituciones públicas”. “Por eso, de todas las heridas que nos ha dejado la crisis, me preocupa la pérdida en el ritmo y la velocidad de la inversión en las políticas de innovación que se ha dado en nuestro entorno”. Así que su mensaje a los asistentes fue que se atrevieran a invertir en este campo. “Nos va el futuro en ello”, advirtió.
Marta Ajuria desempeña similares funciones que Pradales, pero en el Ayuntamiento de Bilbao. “Innovar e investigar son herramientas clave que nos permiten ganar en competitividad y abrirnos a mercados internacionales. Además, generan actividad, riqueza, empleo, y contribuye a mejorar la sociedad”, describió la concejala de Economía y Hacienda.
Acto seguido habló Alberto García Erauzkin que, desde la experiencia de ser presidente de Euskaltel, aportó una de las primeras “recetas” de la jornada. “Se innova cuando identificamos un reto o un problema, lo diagnosticamos, diseñamos una solución diferente a lo convencional y la ponemos en práctica con éxito”, desveló.

“Convivid con el error”

El periodista y comunicador Manel Fuentes fue a continuación el encargado de ofrecer la ponencia inaugural. Fiel a su estilo televisivo y con un tono motivador, sus palabras plantearon más preguntas que respuestas, pero de todas ellas los asistentes pudieron aprender algo: “¿Cuánto estáis dispuestos a cambiar en vuestra vida? ¿Qué nivel de riesgo estáis dispuestos a asumir? ¿Cuál va a ser tu innovación? Si quieres cambiar algo en tu vida, ¿por qué no lo has cambiado ya? Debéis de huir de la actitud de innovar por miedo, para llegar a innovar por goce. Es complicado saber qué cambiar, pero hay que dar pasos para seguir adelante”, aconsejó la persona que se atrevió a imitar por vez primera al Rey Juan Carlos en televisión o a Jordi Pujol en la radio pública catalana. “Sed valientes, convivid con el error, manteneos vivos, suerte y valor”, cerró su charla.
sara-selfieOtro de los platos fuertes de la jornada llegó con la ponencia a cargo de la directora para España y Portugal de LinkedIn, la norteamericana Sarah Harmon. Muy aplaudida por los presentes, desveló ciertas claves a la hora de usar esta red social: poner siempre una foto en el perfil, actualizarlo continuamente, ser activo… y se mostró crítica con ese chip cultural español de “no querer destacar, de no hacerse automárketing”. “Crear tu marca personal es abrir un mundo de posibilidades nuevas en tu vida. Y tened en cuenta que si no cuentas tu historia alguien la va a contar por ti”, apuntó. Las ponencias continuarán durante todo el día de hoy, en la que los asistentes tendrán ocasión de conocer de cerca cuatro casos prácticos de innovación empresarial.

“Tengo 47 años y debo seguir aprendiendo”

Jóvenes emprendedores, pequeños empresarios, profesionales en paro, estudiantes… “Innovar es el único camino que nos queda a todos para seguir adelante”

Carlos Hernando, que con 47 años busca un nuevo futuro laboral
Carlos Hernando, que con 47 años busca un nuevo futuro laboral

En este tipo de foros, tan importante como escuchar a los ponentes es poder poner en común con el resto del público las lecciones aprendidas y comparar cómo cada uno puede ponerlas en práctica. Por eso las conversaciones no cesaron ni un instante entre los 300 asistentes a las jornadas durante el receso establecido a mitad de mañana. Algunos comparaban las notas tomadas ?muchos en sus tabletas, pero también en libretas y cuadernos de toda la vida?; otros revisaban compulsivamente sus teléfonos para leer los mensajes dejados por los presentes en las redes sociales bajo la etiqueta #innobi15; y todos comenzaban a asimilar las “lecciones de vida” que habían oído en las últimas horas. “Tengo 47 años y estoy en el paro, así que debo seguir aprendiendo y descubriendo cosas nuevas”, reconocía Carlos Hernando.

Tras haber trabajado durante siete años en Indonesia y haber desarrollado una carrera de otros seis en el sector solar fotovoltaico en Bizkaia , este getxotarra se ha encontrado en la necesidad de replantearse su trabajo y buscar una nueva forma de ganarse la vida. “Por eso estoy aquí. Para ver por dónde respira el mercado y hacia dónde va, y aprender a buscar nuevos horizontes”, confesaba. Lejos de mostrar una imagen pesarosa y pesimista, el semblante de Hernando traslucía ilusión, ganas por conocer cosas nuevas y poder aplicarlas a esa nueva vida que va a iniciar. “Innovar es el único camino que nos queda a todos para sobrevivir. Es indispensable aportar un valor añadido a lo que hagamos”, reflexionaba.

asistentes-innova-bilbao-015
Antonio Pipaón (19 años) y Asier De Miguel (20) charlan durante el descanso.

Empresarios con 20 años
A escasos metros, Antonio Pipaón y Asier De Miguel charlaban amistosamente. Con 19 y 20 años, la distancia vital que en teoría les separa de Carlos Hernando es sideral, pero curiosamente se encuentran en la misma situación que él: deben formarse, seguir aprendiendo para impulsar la empresa que han creado junto a doce compañeros, Igloo Bilbao, dentro de sus estudios de Grado en Liderazgo Emprendedor e Innovación en la Universidad de Mondragón. “Ya es el segundo año que venimos a estas jornadas. Nos gustó mucho aquella primera experiencia y hemos repetido”, explicaba Pipaón. “Sabemos que innovar es indispensable y queremos aprender experiencias nuevas que podamos aplicar a nuestra empresa”, detallaron ambos.

organizadores

Alberto García Erauzkin

Presidente de Euskaltel“Hay que identificar un reto, diseñar una solución diferente y ponerla en
práctica con éxito”
Imanol Pradales

Diputado Promoción Económica“Es un ingrediente absolutamente necesario para la competitividad de las empresas”
Marta Ajuria

Edil de Economía y Hacienda de Bilbao“Nadie cuestiona su valor como apuesta estrátegica vinculada al conocimiento, la tecnología y el talento”
Iñigo Barrenechea

Director general de EL CORREO“Es la mejor herramienta para hacer de la mejor manera posible lo que sabemos y debemos hacer”
Etiquetas: